Posts by Parroquia Santa María

Carta a los niños de catequesis de Comunión de nuestra Parroquia de Santa María.

CARTA A LOS NIÑOS Y NIÑAS DE LA CATEQUESIS DE PRIMERA COMUNIÓN DE LA PARROQUIA DE SANTA MARÍA

Hola chavales. ¿Qué tal estáis? Lleváis ya muchos días encerrados en casa sin salir a la calle, sin ir al cole, sin juntaros con los amigos, sin poder estar con vuestros queridos familiares que viven en otras casas. Es duro tener que estar así y tener que hacer los deberes que mandan los profes, pero no queda otro remedio.

Una niña pequeña explicaba a sí el problema que estamos viviendo con el coronavirus.  El coronavirus está en la calle y quiere recorrer la ciudad pero no puede porque no tiene patitas por eso está esperando que haya alguna persona que salga a la calle y pegarse a ella para poder recorrer la calle. El problema es que a esa persona le hace mucho daño. Por eso hay que estar en casa.

Pero quiero contaros otra cosa, algo que es verdad, que ha sucedido, el viaje del hombre a la luna.

El día 16 de julio de 1969, ya hace 50 años, tres astronautas americanos, Amstrong, Collins y Aldrin fueron lanzados al espacio para que llegasen a la luna. Primero en el módulo de mando llamado Columbia, impulsado por el potente cohete Saturno V y después en el módulo lunar llamado Eague.  Estuvieron muchas horas metidos ahí, en un espacio muy reducido, sin poderse mover, con la incertidumbre de no saber si llegarían o no, aunque tenían la esperanza de que sí. No les fue fácil estar tanto tiempo ahí sin moverse, pero el resultado fue muy importante para todos. Se llegó a la luna y desde allí se vio la tierra como un planeta todo azul. A parte de la gran hazaña que fue, ese viaje trajo muchas consecuencias buenas para todos. A partir de ese viaje se desarrolló una máquina para la diálisis renal, aparatos para el entrenamiento físico, nuevo diseño y  fabricación de zapatillas de deportes, materiales aislantes, filtros para agua, comida liofilizada, un detector de gases peligrosos, etc, etc. Imaginad que no hubiesen querido ir por los duros entrenamientos preparatorios, que se hubiesen quejado por la dureza del viaje al estar tanto tiempo encerrados en un espacio pequeño, que no hubiesen hecho los trabajos que se les encargó. Ahora no tendríamos esos y otros muchos adelantos que nos hacen la vida mejor.

Imaginad que vosotros sois unos fantásticos tripulantes de una nave espacial, que ahora estáis encerrados en ella, pero que por estar encerrados vais a contribuir a que el mundo sea mejor. ¡Ánimo! Que esto se acabará y vosotros seréis actores fundamentales de este fin.

 

 

Más cosas. Para los del primer curso de la Primera Comunión. En página web de la parroquia tenéis colgadas las fichas de este mes de abril, accedéis pinchando AQUÍ. Son como siempre fáciles. Animaos y hacedlas.

Vanos a celebrar pronto la Semana Santa donde vamos a recordar que Jesús ha sido capaz de morir por nosotros y así mostrarnos todo el amor de Dios, todo lo que Él nos quiere. En el catecismo Jesús es el Señor podéis leer, un ratito cada día los temas 19, 20, 21, 22 y 23 donde se explica todo lo que celebramos en la Semana Santa.

Todo esto es para que veáis que no nos hemos olvidado de vosotros y aunque no nos juntemos en los grupos de la catequesis y en la celebración de la Eucaristía los domingos, nosotros rezamos por vosotros.

También desde aquí queremos mandar un abrazo fuerte, por supuesto virtual, a los catequistas que sabemos que os añoran y que les gustaría también daros un abrazo fuerte. Y a vuestros padres y hermanos y familiares que tanto os quieren.

Por hoy nos despedimos esperando que pronto todo se pase y podamos juntarnos nuevamente junto a Jesús, nuestro mejor amigo, en la catequesis y en la celebración de la Eucaristía.

Saludos muy especiales de Felipe, Ángel y Rubén, los sacerdotes,  y de todos vuestros catequistas de la parroquia de Santa María.

 

 

 

Domingo de Ramos en Casa con niños.

Este domingo 5 de abril ya es domingo de Ramos, un domingo de Ramos que también va a ser peculiar.  Pero desde la Parroquia os queremos ofrecer recursos para que podáis vivir esta Semana Santa en casa, con vuestros pequeños.

Por eso os dejamos este enlace con un vídeo para hacer una manualidad muy sencilla con vuestros hijos y poder, mientras tanto, explicarles el sentido cristiano de este domingo y de la Semana Santa.  Para ver el enlace pincha AQUÍ. 

También aquí os recordamos otro enlace con muchas páginas de Internet en las que encontraréis recursos para vivir la catequesis en casa con vuestros hijos durante este tiempo.  Pincha AQUÍ.

Y para los niños del primer año, del Despertar Religioso, aquí os dejamos las fichas correspondientes al mes de Abril: pincha AQUÍ.

Deseamos de corazón que estéis todos bien y que pronto nos podamos volver a ver.

Meditación del Santo Padre en este tiempo de Epidemia. Roma, 27 de marzo de 2020

 

MOMENTO EXTRAORDINARIO DE ORACIÓN
EN TIEMPOS DE EPIDEMIA

PRESIDIDO POR EL SANTO PADRE

FRANCISCO

Atrio de la Basílica de San Petro
Viernes, 27 de marzo de 2020

 

Al atardecer» (Mc 4,35). Así comienza el Evangelio que hemos escuchado. Desde hace algunas semanas parece que todo se ha oscurecido. Densas tinieblas han cubierto nuestras plazas, calles y ciudades; se fueron adueñando de nuestras vidas llenando todo de un silencio que ensordece y un vacío desolador que paraliza todo a su paso: se palpita en el aire, se siente en los gestos, lo dicen las miradas. Nos encontramos asustados y perdidos. Al igual que a los discípulos del Evangelio, nos sorprendió una tormenta inesperada y furiosa. Nos dimos cuenta de que estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados; pero, al mismo tiempo, importantes y necesarios, todos llamados a remar juntos, todos necesitados de confortarnos mutuamente. En esta barca, estamos todos. Como esos discípulos, que hablan con una única voz y con angustia dicen: “perecemos” (cf. v. 38), también nosotros descubrimos que no podemos seguir cada uno por nuestra cuenta, sino sólo juntos.

Es fácil identificarnos con esta historia, lo difícil es entender la actitud de Jesús. Mientras los discípulos, lógicamente, estaban alarmados y desesperados, Él permanecía en popa, en la parte de la barca que primero se hunde. Y, ¿qué hace? A pesar del ajetreo y el bullicio, dormía tranquilo, confiado en el Padre —es la única vez en el Evangelio que Jesús aparece durmiendo—. Después de que lo despertaran y que calmara el viento y las aguas, se dirigió a los discípulos con un tono de reproche: «¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?» (v. 40).

Tratemos de entenderlo. ¿En qué consiste la falta de fe de los discípulos que se contrapone a la confianza de Jesús? Ellos no habían dejado de creer en Él; de hecho, lo invocaron. Pero veamos cómo lo invocan: «Maestro, ¿no te importa que perezcamos?» (v. 38). No te importa: pensaron que Jesús se desinteresaba de ellos, que no les prestaba atención. Entre nosotros, en nuestras familias, lo que más duele es cuando escuchamos decir: “¿Es que no te importo?”. Es una frase que lastima y desata tormentas en el corazón. También habrá sacudido a Jesús, porque a Él le importamos más que a nadie. De hecho, una vez invocado, salva a sus discípulos desconfiados.

La tempestad desenmascara nuestra vulnerabilidad y deja al descubierto esas falsas y superfluas seguridades con las que habíamos construido nuestras agendas, nuestros proyectos, rutinas y prioridades. Nos muestra cómo habíamos dejado dormido y abandonado lo que alimenta, sostiene y da fuerza a nuestra vida y a nuestra comunidad. La tempestad pone al descubierto todos los intentos de encajonar y olvidar lo que nutrió el alma de nuestros pueblos; todas esas tentativas de anestesiar con aparentes rutinas “salvadoras”, incapaces de apelar a nuestras raíces y evocar la memoria de nuestros ancianos, privándonos así de la inmunidad necesaria para hacerle frente a la adversidad.

Con la tempestad, se cayó el maquillaje de esos estereotipos con los que disfrazábamos nuestros egos siempre pretenciosos de querer aparentar; y dejó al descubierto, una vez más, esa (bendita) pertenencia común de la que no podemos ni queremos evadirnos; esa pertenencia de hermanos.

«¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?». Señor, esta tarde tu Palabra nos interpela se dirige a todos. En nuestro mundo, que Tú amas más que nosotros, hemos avanzado rápidamente, sintiéndonos fuertes y capaces de todo. Codiciosos de ganancias, nos hemos dejado absorber por lo material y trastornar por la prisa. No nos hemos detenido ante tus llamadas, no nos hemos despertado ante guerras e injusticias del mundo, no hemos escuchado el grito de los pobres y de nuestro planeta gravemente enfermo. Hemos continuado imperturbables, pensando en mantenernos siempre sanos en un mundo enfermo. Ahora, mientras estamos en mares agitados, te suplicamos: “Despierta, Señor”.

«¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?». Señor, nos diriges una llamada, una llamada a la fe. Que no es tanto creer que Tú existes, sino ir hacia ti y confiar en ti. En esta Cuaresma resuena tu llamada urgente: “Convertíos”, «volved a mí de todo corazón» (Jl 2,12). Nos llamas a tomar este tiempo de prueba como un momento de elección. No es el momento de tu juicio, sino de nuestro juicio: el tiempo para elegir entre lo que cuenta verdaderamente y lo que pasa, para separar lo que es necesario de lo que no lo es. Es el tiempo de restablecer el rumbo de la vida hacia ti, Señor, y hacia los demás. Y podemos mirar a tantos compañeros de viaje que son ejemplares, pues, ante el miedo, han reaccionado dando la propia vida. Es la fuerza operante del Espíritu derramada y plasmada en valientes y generosas entregas. Es la vida del Espíritu capaz de rescatar, valorar y mostrar cómo nuestras vidas están tejidas y sostenidas por personas comunes —corrientemente olvidadas— que no aparecen en portadas de diarios y de revistas, ni en las grandes pasarelas del último show pero, sin lugar a dudas, están escribiendo hoy los acontecimientos decisivos de nuestra historia: médicos, enfermeros y enfermeras, encargados de reponer los productos en los supermercados, limpiadoras, cuidadoras, transportistas, fuerzas de seguridad, voluntarios, sacerdotes, religiosas y tantos pero tantos otros que comprendieron que nadie se salva solo. Frente al sufrimiento, donde se mide el verdadero desarrollo de nuestros pueblos, descubrimos y experimentamos la oración sacerdotal de Jesús: «Que todos sean uno» (Jn 17,21). Cuánta gente cada día demuestra paciencia e infunde esperanza, cuidándose de no sembrar pánico sino corresponsabilidad. Cuántos padres, madres, abuelos y abuelas, docentes muestran a nuestros niños, con gestos pequeños y cotidianos, cómo enfrentar y transitar una crisis readaptando rutinas, levantando miradas e impulsando la oración. Cuántas personas rezan, ofrecen e interceden por el bien de todos. La oración y el servicio silencioso son nuestras armas vencedoras.

«¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?». El comienzo de la fe es saber que necesitamos la salvación. No somos autosuficientes; solos nos hundimos. Necesitamos al Señor como los antiguos marineros las estrellas. Invitemos a Jesús a la barca de nuestra vida. Entreguémosle nuestros temores, para que los venza. Al igual que los discípulos, experimentaremos que, con Él a bordo, no se naufraga. Porque esta es la fuerza de Dios: convertir en algo bueno todo lo que nos sucede, incluso lo malo. Él trae serenidad en nuestras tormentas, porque con Dios la vida nunca muere.

El Señor nos interpela y, en medio de nuestra tormenta, nos invita a despertar y a activar esa solidaridad y esperanza capaz de dar solidez, contención y sentido a estas horas donde todo parece naufragar. El Señor se despierta para despertar y avivar nuestra fe pascual. Tenemos un ancla: en su Cruz hemos sido salvados. Tenemos un timón: en su Cruz hemos sido rescatados. Tenemos una esperanza: en su Cruz hemos sido sanados y abrazados para que nadie ni nada nos separe de su amor redentor. En medio del aislamiento donde estamos sufriendo la falta de los afectos y de los encuentros, experimentando la carencia de tantas cosas, escuchemos una vez más el anuncio que nos salva: ha resucitado y vive a nuestro lado. El Señor nos interpela desde su Cruz a reencontrar la vida que nos espera, a mirar a aquellos que nos reclaman, a potenciar, reconocer e incentivar la gracia que nos habita. No apaguemos la llama humeante (cf. Is 42,3), que nunca enferma, y dejemos que reavive la esperanza.

Abrazar su Cruz es animarse a abrazar todas las contrariedades del tiempo presente, abandonando por un instante nuestro afán de omnipotencia y posesión para darle espacio a la creatividad que sólo el Espíritu es capaz de suscitar. Es animarse a motivar espacios donde todos puedan sentirse convocados y permitir nuevas formas de hospitalidad, de fraternidad y de solidaridad. En su Cruz hemos sido salvados para hospedar la esperanza y dejar que sea ella quien fortalezca y sostenga todas las medidas y caminos posibles que nos ayuden a cuidarnos y a cuidar. Abrazar al Señor para abrazar la esperanza. Esta es la fuerza de la fe, que libera del miedo y da esperanza.

«¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?». Queridos hermanos y hermanas: Desde este lugar, que narra la fe pétrea de Pedro, esta tarde me gustaría confiarlos a todos al Señor, a través de la intercesión de la Virgen, salud de su pueblo, estrella del mar tempestuoso. Desde esta columnata que abraza a Roma y al mundo, descienda sobre vosotros, como un abrazo consolador, la bendición de Dios. Señor, bendice al mundo, da salud a los cuerpos y consuela los corazones. Nos pides que no sintamos temor. Pero nuestra fe es débil y tenemos miedo. Mas tú, Señor, no nos abandones a merced de la tormenta. Repites de nuevo: «No tengáis miedo» (Mt 28,5). Y nosotros, junto con Pedro, “descargamos en ti todo nuestro agobio, porque Tú nos cuidas” (cf. 1 P 5,7).

Francisco, Papa.

SUSPENDIDA TODA LA ACTIVIDAD PARROQUIAL ANTE LA SITUACIÓN DE EMERGENCIA SANITARIA.

Zaragoza 14 de marzo de 2020, 14.00 horas.

 

Queridos Feligreses y amigos:

POR INDICACIÓN DE LAS AUTORIDADES SANITARIAS Y ECLESIALES ANTE LA EMERGENCIA SANITARIA

SE SUSPENDEN

TODAS LAS EUCARISTÍAS, LA ATENCIÓN EN EL DESPACHO Y DEMÁS ACTIVIDADES PARROQUIALES HASTA NUEVO AVISO.

Las disposiciones diocesanas han decretado el cierre de los Templos hasta que remita la situación de emergencia.

Para leer el comunicado oficial del señor Arzobispo pincha aquí.

Para contactar con la parroquia, los medios habituales:

  • correo electrónico: info@parroquiasantamaria.net
  • Teléfono: 976756243.

Se ruega encarecidamente a los fieles que no abandonen la oración. Ahora toca hacer de cada casa una Iglesia doméstica. En nuestra página web iremos ofreciendo recursos para asegurar la vida espiritual: www.parroquiasantamaria.net 

 

No perdemos la esperanza, ni la fe en Dios. A la vez

Intensificamos nuestra oración y expresamos todo nuestro compromiso para colaborar con las

Autoridades y la sociedad en todo lo que podamos en estos tiempos difíciles para todos.

 

 

Zaragoza, 15 de marzo de 2020

 

Dónde ver la Eucaristía en TV, oírla en la Radio y la Comunión Espiritual en este tiempo de emergencia sanitaria.

Para poder seguir la celebración de la Santa Misa  en radio y televisión

Televisión

  • TRECE retransmite las misas a las 11 y los domingos a las 12 del mediodía.
  • La 2, retransmite las misas los domingos a las 10:30.

Radio

  • COPE emite las misas dominicales a las 9 de la mañana.
  • Radio María emite las misas diarias a las 10 de la mañana.
  • Radio Nacional, del grupo RTVE, emite las misas los domingos a las 8.15 de la mañana.

La Comunión Espiritual

Cuando no podemos recibir la Comunión en la Misa, o cuando nos es imposible asistir a la celebración de la Misa la Iglesia nos anima a hacer un acto de “comunión espiritual”, donde nos unimos a Dios a través de la oración. Es una hermosa manera de expresar a Dios nuestro deseo de estar unidos a Él cuando no podemos completar esa unión en la recepción de la Sagrada Comunión.

Los santos a menudo hacían un acto de comunión espiritual cuando no podían recibir la Eucaristía en la Misa. Incorporaron este tipo de oración en su vida diaria, no contentos con recibir a Jesús en la Eucaristía una vez a la semana o incluso una vez al día. Hacer un acto de comunión espiritual para ellos era una parte esencial de la vida y los acercaba a Dios cada día. Sta. Teresa de Jesús recomendaba: “Cuando no podáis comulgar ni oír misa, podéis comulgar espiritualmente, que es de grandísimo provecho”. Por su parte, San Juan María Vianney, el Cura de Ars, decía: “Una Comunión espiritual actúa en el alma como un soplo de viento en una brasa que está a punto de extinguirse.  Cada vez que sientas que tu amor por Dios se está enfriando, rápidamente haz una Comunión espiritual”

Al participar espiritualmente de la Eucaristía, a la hora de la comunión se realiza la Comunión Espiritual al no poder recibir a Jesús sacramentalmente. Básicamente consiste en orar con fe y con amor, expresando el deseo de recibir a Nuestro Señor Jesucristo en el Sacramento de la Eucaristía y pidiendo recibirlo espiritualmente.

 

Para orar y celebrar la Fe en tiempos de dificultad

“En tiempos de tribulación el Señor sigue presente y nos acompaña con palabras de ánimo al mismo tiempo que nos envía a cuidar y alentar a quienes nos rodean. Constantemente nos saluda: “paz a vosotros”. (…) Como cristianos, queremos vivir estos momentos con toda nuestra responsabilidad ciudadana, con la solidaridad fraterna hacia las personas afectadas, y con la confianza en el Señor que en tiempos de prueba nunca nos deja de su mano, sino que sostiene nuestra esperanza y nos invita a la conversión.”

(Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española, Orientaciones ante la situación actual. 13 de marzo de 2020)

   Oración del Papa Francisco

“Oh María, tú resplandeces siempre en nuestro camino

como signo de salvación y de esperanza.

Nosotros nos confiamos a ti, Salud de los enfermos,

que bajo la cruz estuviste asociada al dolor de Jesús,

manteniendo firme tu fe.

Tú, Salvación de todos los pueblos,

sabes de qué tenemos necesidad

y estamos seguros de que proveerás,

para que, como en Caná de Galilea,

pueda volver la alegría y la fiesta

después de este momento de prueba.

Ayúdanos, Madre del Divino Amor,

a conformarnos a la voluntad del Padre

y a hacer lo que nos dirá Jesús,

quien ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos

y ha cargado nuestros dolores para conducirnos,

a través de la cruz, a la alegría de la resurrección.

Bajo tu amparo nos acogemos,

Santa Madre de Dios.

No desoigas nuestras súplicas,

que estamos en la prueba,

y líbranos de todo peligro,

oh, Virgen gloriosa y bendita”.

Vicente, nuestro Arzobispo, nos invita a orar

«Al mismo tiempo suplicamos al Señor de la Vida y a nuestra Madre del Pilar que protejan a todas las personas, familias e instituciones, que alejen de nuestro pueblo esta epidemia y que nos mantengan en la fe y en la virtud. Para ello, invitamos a rezar con confianza el salmo 90:

“Tú que habitas al amparo del Altísimo, que vives a la sombra del Omnipotente,

di al Señor: ‘Refugio mío, alcázar mío. Dios mío, confío en ti.’

Él te librará de la red del cazador, de la peste funesta.

Te cubrirá con sus plumas, bajo sus alas te refugiarás; su brazo es escudo y armadura.

No temerás el espanto nocturno, ni la flecha que vuela de día,

ni la peste que se desliza en las tinieblas, ni la epidemia que devasta a mediodía”.»

 

Fórmula de San Alfonso María de Ligorio

Creo, Jesús mío,

que estás realmente presente

en el Santísimo Sacramento del Altar.

Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma.

Pero como ahora no puedo recibirte sacramentado,

ven al menos espiritualmente a mi corazón.

(Pausa en silencio para adoración)

Como si ya te hubiese recibido,

te abrazo y me uno del todo a Ti.

No permitas, Señor, que jamás me separe de Ti. Amén.

 

Recursos para la catequesis con niños en casa en este tiempo del Covid-19.

Zaragoza, 15 de marzo de 2020.

En estos tiempos nuevos y difíciles que nos toca vivir la Parroquia de Santa María quiere poner a disposición de todos unos recursos extraordinarios que nos ha facilitado la Delegación diocesana de Catequesis a la que agradecemos este buen servicio.

La nueva situación va a proporcionarnos a todos mucho tiempo para hacer cosas que el ritmo habitual de la vida no permitía.  Os queremos animar a los padres a que os convirtáis en Iglesia doméstica y que seáis, ahora de una forma más directa, los catequistas de vuestros hijos.

Aquí os dejamos los recursos:

ORIENTACIONES Y RECURSOS PARA LA CATEQUESIS

ANTE LA SITUACIÓN DEL COVID-19

Desde la Delegación de Catequesis de Zaragoza con el ánimo de buscar alternativas no presenciales a la catequesis, os proponemos algunos enlaces en los que podéis encontrar diversos materiales para la catequesis. Muchos de estos recursos están pensados para la catequesis de infancia, aunque también se pueden adaptar a otros destinatarios. De la misma manera, os ofrecemos recursos centrados en el tiempo litúrgico cuaresmal que estamos viviendo.

Orientaciones

  • Invitamos a vivir este momento de prueba como una gran catequesis en familia. Muchas veces la principal dificultad que encuentran las familias en la transmisión de la fe es la falta de tiempo. Mirando con ojos de fe la situación actual hemos de aprovechar el tiempo que seguramente vamos a pasar en familia para cercarnos más a Dios.
  • Todos los niños y adolescentes que están en procesos de IC tienen sus materiales y sus catecismos de referencia, por eso os recomendamos que los leáis en familia y podáis realizar las actividades que se muestran en los mismos materiales. Igualmente, en los materiales de la Delegación de Zaragoza existe un apartado llamado “En familia” que os puede servir para estos encuentros con vuestros hijos más pequeños.
  • En el caso de los más adolescentes invitamos a los padres a leer con ellos desde la fe este momento de dificultad y a descubrir el paso de Dios. La lectura o visionado de las vidas de los santos nos puede ayudar a alentar nuestra esperanza.
  • Igualmente es un momento muy propicio para creer en oración familiar, buscando, al menos, un momento al día para dirigir nuestra súplica al Señor. Os invitamos a crear en un rincón de vuestra casa un espacio para la oración que pueda estar presidido por una imagen del Señor o de la Virgen, con una Biblia o vela como ambientación que invite a la oración. Todos los signos son importantes.
  • Dios nos habla a través de los acontecimientos, pero sobre todo a través de su Palabra. Este momento es un tiempo propicio para acercarnos al texto sagrado en sus diversas formas, o directamente en la Biblia, leída y comentada por los padres, o a través de visionado de videos o leyendo narraciones bíblicas que en tantas publicaciones suelen aparecer.
  • Invitamos a los sacerdotes y catequistas a estar atentos a los destinatarios de los diversos grupos de catequesis con la oración y con la cercanía, pero también con la creatividad que los medios técnicos nos facilitan. No perdamos la dimensión comunitaria de la fe que tanto bien nos hace y más en estos momentos.

Material de catequesis

https://delegaciondecatequesiszaragoza.wordpress.com/
https://www.arguments.es/
https://www.catequesisenfamilia.es/primera-comunion/dinamicas/4689-2018-05-16-19-40-11.html
http://aprendemosencatequesis.blogspot.com/
https://recursos.catequesisdegalicia.com/.
http://recursosparacatequesiscatolica.blogspot.com/.
https://parroquialainmaculadavalladolid.blogspot.com/p/rincon-del-catequista.html.
http://educardesdelafamilia.blogspot.com/2011/11/recursos-para-la-catequesis.html

https://catequesis.archimadrid.es/

http://www.catequesisdegalicia.com/
https://www.youcat.org/es

Material para pastoral

http://www.accioncatolicageneral.es/
http://salesianos.es/recursos
https://pastoralsj.org/
http://www.conmasgracia.org/
https://catholic-link.com/
http://www.jovenesdehonianos.org/
http://pastoralninezyjuventud.org
http://www.mochilapastoral.es/
https://www.jovenescatolicos.es/

Material en imágenes y videos

https://www.diocesismalaga.es/dibujos-de-fano-en-color/
https://www.cathopic.com/
https://hermanozeferino.com/

Videos y canciones de Valiván (Despertar)

https://www.youtube.com/watch?v=XjE4CIvGW-E&list=PL5U3N2RKb-0DRpx073gDnnSQI-go4i1Fd

Tutoriales sobre el Catecismo Jesús el Señor (Infancia)

https://www.youtube.com/watch?v=f00pGH1tcpM

Tutoriales sobre el Catecismo Testigos del Señor (Adolescencia-Juventud)

https://www.youtube.com/watch?v=5B8f_x_dHag

Para la oración personal o en familia

www.magnificat.com/gratis

Sergio Pérez Baena

Delegado Diocesano de Catequesis

 

A las 12.00 con las campanas, toque de oración. Cada día la Eucaristía.

La Parroquia quiere comunicar a todos sus feligreses y amigos que, a partir de mañana, 17 de marzo de 2020 y mientras dura la epidemia:

Todos los días a las 12.00 sonarán las campanas de nuestra Iglesia parroquial, a la hora del Ángelus.

Como una llamada a la oración, como un recuerdo de la presencia de Dios con nosotros. 

Os animamos a todos al oír la campana poder dedicar un momento a la oración.

En este enlace de la página de la Conferencia Episcopal figura la oración del Papa para estos días difíciles y más oraciones para estos días.  Pincha aquí. 

 

Igualmente os recordamos que TODOS los días los sacerdotes de la Parroquia celebramos la Eucaristía unidos a todos vosotros y a toda la Iglesia.

Pidiendo a Dios para que pase esta pandemia y pidiendo por todas las personas que en estos días están cuidando de todos nosotros, con riesgo para sus vidas

 

 

Ordenación diaconal de Jesús Irache.

Zaragoza 16 de marzo de 2020: la ordenación de diácono de Jesús y de sus compañeros debido a la situación de emergencia sanitaria ha tenido que cambiar de lugar y de modo de celebración. Se llevará a cabo a puerta cerrada este mismo domingo 22 de marzo. Sin embargo no podremos acompañarle físicamente. Lo haremos desde nuestra oración y cariño.  ¡Felicidades Jesús!

 

Jesús Irache es un seminarista de nuestra Diócesis de Zaragoza que ha estado destinado en nuestra Parroquia de santa María los últimos tres cursos.  Ahora nos comunica con gozo que, en próximas fechas va a ser ordenado diácono al servicio de la Iglesia como un paso muy importante y previo a su futura ordenación sacerdotal.  Él mismo nos ha escrito unas palabras para compartir con todos nosotros su alegría.  Aquí están: 

Queridos amigos de la comunidad parroquial de Santa María:

Recuerdo muy bien el día 8 de septiembre del pasado año. Fue un día especial dado que tuve que despedirme de vosotros rumbo a las “Cinco Villas”, a la parroquia de Santa María en Tauste.

En dicha ocasión os recité unos breves versos del gran Antonio Machado que así rezan: “Todo pasa y todo queda pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo caminos…”. Y es justamente lo que deseo transmitiros de nuevo, aunque con una feliz novedad.

La etapa de formación en el seminario va cumpliendo sus etapas y llegando a su fin. Se dan unos pasos para poder avanzar en el camino de la vida. Así pues, con gran alegría os anuncio que el próximo domingo 22 de marzo, a las 17:00h, seremos ordenados tres nuevos diáconos en la Basílica del Pilar. Os pido por tanto que nos acompañéis con vuestra oración y que os sintáis más que invitados a esta celebración porque entre todos habéis contribuido a que este día llegue. Es por tanto también vuestro día.

Reitero mi agradecimiento a los sacerdotes: Rubén, Felipe y Ángel, las religiosas y hacia todos vosotros. Juntos me habéis hecho sentir como en casa durante tres magníficos años. Doy gracias a Dios por ese tiempo compartido con vosotros.

Nuestra Madre, la Virgen María, nos acompañe siempre e interceda por todos nosotros.

Aplicaciones digitales para la Catequesis.

Ofrecemos a todos los padres, educadores, catequistas y a todo el que le interese esta relación estupenda de aplicaciones digitales para educar en la fe a los más pequeños de la familia. La mayoría de los niños son “nativos digitales” por eso creemos que también se pueden utilizar los recursos que nos ofrece la red para la evangelización. Para que los niños aprendan jugando a conocer a Jesús y nuestra fe.

Horario Eucaristías fin de año y año nuevo 2020.

LA PARROQUIA INFORMA de los horarios de las Eucaristías de fin de año y de año nuevo:


31 de diciembre de 2019:

19.00 horas en la Residencia.

20.00 horas en el Templo Parroquial.

1 de enero de 2020 solemnidad de Sta. María, Madre de Dios:

10.00 horas en la Clínica Viamed.

11.00 horas en la Residencia.

12.00 horas en el Templo Parroquial.

20.00 horas en el Templo Parroquial.

Feliz año nuevo y la bendición de Dios para todos!!

Contenido bajo licencia Creative Commons 3.0.
Información legal aquí. Política de Privacidad
Administración del sitio
Parroquia de Santa María (Montecanal, Zaragoza)
Avda. de la Ilustración 8, 50012
Teléfono 976 756243